info@innn.es +34 955 156 465

Un poco más de INNN en tu correo

Invertimos tiempo e ilusión en estudiar, aprender e inspirarnos. También nos gusta compartir los trabajos de los que nos sentimos orgullosos.

Vive un Aprenday en INNN

¿Quieres venir a un Aprenday? Rellena este formulario y reserva tu plaza. ¡Te esperamos!

Plaza:

¿Podemos ayudarte con tu proyecto?

Contacta con INNN y nos pondremos de inmediato a trabajar en tu proyecto.

@bodycopy / diciembre 13, 2017

Conciliación laboral en publicidad - la vida en el trabajo

Trabajar para vivir o vivir para trabajar. Esta cuestión tan extendida en nuestra sociedad flota de manera especial en el ambiente cotidiano –incluyendo fines de semana– de las agencias publicitarias y de marketing de nuestro país.

En este sector, las jornadas laborales de sol a sol parecen un destino inevitable, asumido como un sino desde que empezamos a buscar nuestro primer empleo.

La pregunta es, ¿se puede ser creativo trabajando en una galera? La respuesta hay que buscarla un poco más allá de nuestro pequeño mundo. Veamos.

Personas más felices, empresas más rentables

Ya hace años que organizaciones como Great Place to Work o la Fundación Más Familia trabajan para desmitificar esa ecuación que sentencia que a más horas en la oficina, mejores resultados. Hay suficientes ejemplos que demuestran que cuando se prima productividad –real– frente a presencialismo se produce una interesante simbiosis: trabajadores con más tiempo libre, que se sienten más seguros y valorados, que pueden ejercer mejor sus capacidades y su responsabilidad.

Personas más felices que contribuyen a mejores resultados de negocio: hasta el 19% más de productividad en las empresas que aplican adecuadamente políticas de conciliación, según este estudio. Ejemplos brillantes como el de Iberdrola, que implantó hace casi diez años la jornada intensiva permanente para sus 9.000 empleados con excelentes resultados, deberían iluminar el camino para otras empresas. Y sin embargo, el entusiasmo por las políticas de conciliación no parece cuajar, y decrece en la misma proporción que el tamaño de las organizaciones. El aspecto económico –la inversión inicial– pesa en este sentido. Pero no es el único factor.

Conciliación laboral en publicidad

El aspecto cultural de la conciliación

En España, el tema de la conciliación es relativamente reciente, casi siempre ligado al derecho de hacer compatibles la vida profesional y las obligaciones familiares. En otros países, el debate va más allá y propone que las jornadas reducidas ofrecen mejores resultados sea cual sea la situación personal del trabajador. En Suecia se ha llegado a probar con éxito la jornada laboral de seis horas. En España, es poco común encontrar empresas de servicios que no tengan jornada partida. La transición de un modelo a otro implica un cambio drástico en la filosofía de las empresas:

  • Productividad por objetivos. El rendimiento del trabajador no se mide por el número de horas que permanece en la oficina, sino por su capacidad de sacar adelante su trabajo en el horario estipulado.
  • Responsabilidad compartida. La empresa confía en el trabajador, que puede administrar su tiempo como considere siempre que se cumplan los objetivos.
  • Organización y herramientas. La empresa debe adaptar su metodología y proporcionar herramientas tecnológicas que la faciliten: horario continuado y flexible, plataformas de teletrabajo, formación específica, facilidades para comer en el lugar de trabajo…

Estas prácticas suponen un cambio profundo en la relación de equilibrio entre la empresa y los empleados. Ya no es de superior a asalariado, es de atracción mutua: un profesional con tiempo libre y que se siente valorado rinde más y mejor. Una empresa con un trabajador que rinde se esfuerza por conservarlo en sus filas.
 

Conciliación, agencias de publicidad y gatitos.

En 2017, en España, trabajar en marketing o en publicidad implica asumir una norma simple: se trabaja hasta tarde. Los ejemplos de agencias con horarios compatibles con la vida personal son escasos y casi heroicos, porque la tendencia general del sector empuja en el sentido contrario con la fuerza de los argumentos anquilosados en la costumbre:

  • Es una profesión vocacional, por lo tanto es aceptable que invada otros aspectos de la vida.
  • Hay una cultura de servicio al cliente muy arraigada, y una gran resistencia del cliente a perder el privilegio de la disponibilidad 24/7.
  • Es un trabajo con cierta estacionalidad. Es comprensible y esperable que las jornadas se alarguen en épocas fuertes. También es común que esta tensión se mantenga por pura inercia en épocas flojas.
"Cada vez que un creativo hace una hora extra, muere un gatito."

Sin embargo, la implantación de horarios reducidos –o simplemente, el cumplimiento de los horarios normales tiene beneficios extra en este sector. Además de reducir el absentismo y aumentar de la productividad, un equilibrio adecuado entre trabajo y ocio es la única arma contra el síndrome burnout, que conduce al exilio profesional a numerosos profesionales de la publicidad antes de cumplir los 50. Además, a pesar del elevado número de mujeres en las plantillas, las bajas maternales y los periodos de lactancia o crianza son a menudo incompatibles con las exigencias laborales.

Sumemos este hecho a la desigualdad generalizada en las bajas paternales y el cuidado de los hijos, el resultado es claro: muchas profesionales en pleno rendimiento se ven obligadas a elegir entre ser madres o continuar trabajando en la agencia. Integrar una cultura que mire por el equipo tanto como por los resultados no solo es una cuestión ética.
 

Por qué en INNN trabajamos de 8 a 3 (y una tarde en semana)

En INNN estamos experimentando en primera persona todo lo que implica ir contracorriente en esto de la conciliación. Hace tres años pusimos en práctica un proyecto piloto de horario intensivo que hoy es una realidad. El camino no ha sido siempre llano, pero está justo en la dirección que queremos seguir: dar tiempo y espacio a lo privado para ser personas más plenas y motivadas, profesionales más formados y competentes. Para una agencia de publicidad digital en Sevilla podía parecer una apuesta arriesgada, pero la realidad nos está dando la razón.

En INNN las tardes son mucho más que tiempo de descanso, son una oportunidad para reciclarse, para aprender cosas nuevas, para tomar aire, para volver cada mañana con más ganas. Parte de esta misma filosofía son los Aprendays, sesiones formativas en horario laboral con las que mantenemos prendida la chispa que un día nos hizo elegir esta profesión.

Conciliar no es otra cosa que intentar ser felices en la oficina y fuera de ella. Nosotros seguiremos trabajando duro –y disfrutando– para conseguirlo.

Elena Cejudo

Elena Cejudo

elena.cejudo@innn.es  / 

Creativa multipista de la agencia, Elena idea, redacta, diseña, apoya en el desarrollo de estrategias y se mete en todo lo que le dejan, dentro y fuera de la agencia. Su apetito por aprender tiene un efecto secundario: su perfil como docente universitaria. En su cerebro almacena un repositorio de jingles. 

Contacta